¡El mundo masónico a tu alcance, tienda en línea, artículos y mucho más!

5 de mayo de 2017

7 cosas que todo Maestro Masón debe saber

19:00
DeMolay

Hoy haremos un nuevo ranking sobre masonería, en el que buscaremos exponer las 7 cosas que todo Maestro Masón debe saber. Esperemos que sea de su agrado y lo compartan en sus redes sociales.

Antes de iniciar debo hacer la aclaración de costumbre: En este artículo no encontrarás palabras sagradas, tocamientos ni formas de reconocimiento alguno entre los masones

Sin más por añadir, ¡comenzamos!

Ya alcanzaste el sublime grado de Maestro Masón, uno de los primeros objetivos que con anhelo se persiguen desde que se ingresa a nuestra institución y con mucha razón debo decir, pues constituye uno de los pináculos en la formación de todo iniciado en nuestra orden. Sin embargo, con el grado no llega el conocimiento instantáneo de su contenido como seguramente habrás notado en los grados precedentes, para ser considerado un compañero masón, por ejemplo, debiste pasar una buena temporada estudiando el contenido del grado y sólo entonces hacer honor al grado que con orgullo portaste y si no, hermano mío, perdiste tu tiempo.

En este orden de ideas, para poder considerarse un Maestro Masón, es necesario continuar con tu preparación, no es suficiente con ponerte tu bonito mandil bordado con hilo metálico, para ser digno representante del grado que ahora ostentas, será necesario que sepas lo siguiente:

1. El Grado de Maestro Masón es el más alto al que puedes aspirar.
Así como lo lees, no existe un grado más alto dentro del organigrama masónico que el grado de Maestro Masón, para algunos puede resultar "shockeante" pues en la primaria nos enseñaron que el 4 tiene más valor que el 3, por lo que nuestro cerebro entra en conflicto al pensar que el grado 33 del Rito Escocés Antiguo y Aceptado o el grado de Caballero Templario, NO SON superiores al grado de Maestro Masón en una logia simbólica y es que en la organización de la masonería simbólica los ritos no tienen influencia (y no deberían tener). Imaginen un conflicto en una logia simbólica entre un Venerable Maestro que sólo es Maestro Masón "contra" un hospitalario que es grado 18 del Rito Escocés Antiguo y Aceptado. ¿Quién podría imponer su autoridad? La lógica aritmética nos diría que el 18 pero el organigrama masónico mundial nos dice que el Venerable Maestro por una simple razón. La autoridad no depende del grado, depende del cuerpo en donde se trabaje, por lo que si el conflicto se hubiera dado en una logia de perfección del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, el Venerable Maestro del ejemplo, no tendría autoridad, mientras que el grado 18 sí la tendría porque en la jerarquía del cuerpo masónico en el que nos encontraríamos, sería un "superior jerárquico".

Cadena de la Unión

2. Los grados sirven para complementar, no para hacerte superior al resto.
Ahora que eres Maestro Masón, seguramente vas a ser invitado a pertenecer a algún rito, esos cuerpos masónicos que hemos dicho, son después del grado de Maestro. En él verás contenido muy variado y que en algunos aspectos es diferente al que adquiriste dentro de las logias simbólicas. Tu principal misión es complementar tu aprendizaje y comprender que estos grados no te hacen superior a los demás hermanos que no tienen la oportunidad aún de estar en donde estás. Trata de ser humilde, no hay nada más lamentable que un Masón que siente que por tener 20 grados es mejor.

Monumento a la masonería

3. Hay vida más allá del Rito Escocés.
Sí, la masonería como la conoces es un gigantesco océano de posibilidades y hay más opciones en las que continuar tu camino en la masonería. Existen ritos muy variados dependiendo del país en el que te ubiques. En México por ejemplo, los dos ritos más difundidos son el Rito Escocés Antiguo y Aceptado y el Rito York, personalmente pertenezco a ambos por lo que sé de las carencias y beneficios de cada uno y puedo decirte que no te prives de la oportunidad de conocerlos a los dos o incluso, si tienes la oportunidad, de conocer más.

Guardatemplo

4. Tu labor es instruir, pero también puedes ser instruido.
El llegar al grado de Maestro Masón, no quiere decir que eres un individuo intocable y sabelotodo, no seas arrogante, ese tipo de gente se queda sola no sólo en masonería, sino en la vida, si eres una persona que piensa de esta manera, mejor retírate del blog y si puedes de la masonería. Si me dieran un dolar por las veces que he conocido Maestros arrogantes que no permiten que un aprendiz o un compañero les compartan y enseñen cosas nuevas por pensar que no saben o que "no es de su grado" ya sería millonario. Debes ser un individuo abierto a las posibilidades, que no se te olvide que cuando te preguntaron hace años ¿Por qué quieres entrar a la masonería? tu respondiste, porque me interesa el conocimiento. Si es así, no te cierres al conocimiento, venga de donde venga.

Jaques de Molay

5. Si te preguntan debes saber, si no sabes, dilo e investiga.
Muchas veces me he topado con hermanos que no conocen de un tema en específico y que cuando se les pregunta sobre el tema lo más fácil es decir: "no es de tu grado" y reirse como bobos, acto seguido se quedan en su ignorancia y no hacen nada al respecto. Lo adecuado sería, si en verdad es un tema que no se puede compartir con el hermano aún, decirle: "Hermano, de momento no te puedo explicar completamente el tema, pero te puedo recomendar otro que es igual de interesante y puedes consultarlo en tu ritual, en este libro y preguntándole a este hermano, que ya hizo un trabajo al respecto". Un maestro con esta sensibilidad queda como un sabio, no como un arrogante sabelotodo. Y por favor, si no sabes de un tema, investígalo, no eres perfecto.

Lentes sobre un libro

6. El mandil no hace al masón.
Siempre que veo a un hermano con un hermoso mandil bordado a mano y con un gran número de bordados sobre él, pienso: "Le sobra el dinero" y "Ojalá que no le quede grande el mandil". Y es que el mandil, las veneras y los anillos no dan conocimiento, no te hacen mejor persona ni te convierten en mejor masón. Simplemente son muestras de los logros que alcanzas por el paso del tiempo y por tu crecimiento en el organigrama de la institución, no creas que en verdad eres mejor que el hermanito nuevo de mandil blanco. Trata de que tu mandil y banda de maestro no te vengan grandes y llénalos con mucho estudio y conocimiento DE CALIDAD no de los 33 temas del aprendiz masón.

Libro de conocimiento

7. Los títulos son para los libros, no para los masones.
¿Recuerdas cuando ingresaste a la masonería? Apuesto a que ingresaste de una manera peculiar a la ceremonia de iniciación. Eso hermano mío, lo debes tener presente siempre, así como los profanos dejan sus títulos y sus riquezas profanas en el exterior, así nosotros que tenemos varios años en la orden, debemos alejarnos de los títulos pomposos en nuestras logias, si por cuestión de protocolo en nuestros cuerpos (ritos) masónicos nos deben llamar de alguna manera en específico, eso es problema de nuestro rito, no debemos llevar estas cuestiones a la masonería simbólica, ahí todos somos, queridos hermanos, ¡que no se te suba!

Hermanos Masones

Hemos llegado al fin de este artículo, no sin antes agradecerles por sus grandes muestras cariño y recordándoles que tenemos tienda en línea y que nos pueden seguir en FacebookTwitter y Google +

Les agradecemos por todo su apoyo, este proyecto se realiza con mucho esfuerzo para que tengan contenido de calidad disponible en su idioma.

No olviden compartir el artículo en las redes sociales, con sus hermanos y en sus logias, nos ayudan mucho recomendandonos y siguiéndonos en nuestras redes sociales. 

3 de mayo de 2017

Carta a un aprendiz masón

15:00
Maestro masón con Saquille'O Neal

¿Hay algo que les hubiera gustado que les dijeran durante su paso por el primer grado? Desde el inicio del procedimiento de ingreso a nuestra institución hasta el momento en el que un aprendiz da el siguiente paso al grado de compañero, el aprendiz se enfrenta a diversos conflictos personales y colectivos, por eso el día de hoy quisimos darle un giro diferente a las publicaciones de carácter informativo y se brindará esta especie de carta dirigida a un aprendiz masón, ojalá que les guste. 

Antes de iniciar debo hacer la aclaración de costumbre: En este artículo no encontrarás palabras sagradas, tocamientos ni formas de reconocimiento alguno entre los masones

Sin más por añadir, ¡comenzamos!

Lo primero es contarles que el día de hoy tenemos programada una iniciación masónica en mi logia y como es lógico hay muchos preparativos que debemos realizar antes de proceder, uno de estos preparativos comenzó hace aproximadamente 3 meses en el que se realizó la propuesta de los candidatos para formar parte de nuestra logia. En aquel momento fueron propuestos 5 candidatos y se comisionó a un grupo de 5 hermanos para entrevistar a estas personas, hermanos de los que un servidor formó parte. En el camino de estas entrevistas se nos fueron cayendo algunos candidatos por diversos motivos. 

El principal fue que la idea que tenían sobre la masonería era bastante errónea y a pesar de que se les explicó en lo que verdaderamente consiste la orden, a ellos no les terminó de convencer y decidieron no continuar. A pesar de ello 2 candidatos decidieron continuar y serán ellos los que se inicien hoy, por eso hoy redacto este mensaje para ellos y por supuesto para cualquier aprendiz. También debo aclarar que nadie de mi logia sabe de este proyecto de "El Blog del Masón" así que sería toda una sorpresa si alguien supiera mi identidad.

En fin, señores (aún candidatos), aprendices y queridos hermanos todos:Aprendiz, comenzaste tu camino por el mundo del simbolismo, ese gran sendero que recorre las más intrincadas y tortuosas veredas. Aquí te encuentras, parado frente a lo desconocido, no sabes lo que te espera del otro lado de esa puerta y aunque estés a punto de saberlo, el miedo recorre tu cuerpo por una simple razón, la ignorancia. Pero no te preocupes, el miedo a lo desconocido es una cuestión bastante normal y que vivirás a lo largo de tu camino como masón. 
Todos hemos estado en donde te encuentras ahora y créeme cuando te digo que muchos se quedaron en el camino, pues debes entender una cosa, la masonería no es para todos, algunos dirían que se trata de un grupo selecto y posiblemente tengan razón ya que muchos son los llamados pero poco son los escogidos y aún son menos los que se quedan. Pero no te confundas, el ser masón no te hace una mejor persona sólo por el hecho de pertenecer a la institución, más bien representa un reto y una enorme responsabilidad. No todos los que pertenecemos a la masonería somos capaces de representar dignamente a la institución de 300 años que llevamos en nuestros hombros. Durante mi camino, que puede ser largo para algunos y corto para muchos, he conocido a muchos hermanos, hice buenos amigos y claro que algunos "enemigos" involuntariamente. A esto te enfrentas también, no todo es color de rosa, existirán hermanos que no aguantes y hermanos a los que no les caigas muy bien, pero esto es normal, hasta en las mejores familias hay conflictos. Lo importante de estos conflictos es que no te enganches y que sepas que a pesar de las diferencias que se puedan presentar en el camino no dejamos de ser hermanos y si en algún momento necesitamos unos de otros, ahí estaremos para volar en nuestra ayuda.
Si tuviera que darte algún consejo es que dudes, duda siempre de lo que te dicen los demás hermanos de tu logia, duda de lo que investigues y sobre todo duda de quién crees que eres, porque esa persona está a punto de desaparecer para siempre. Sí, serás una persona diferente a partir de este momento, no sé si una mejor o peor persona, eso ya dependerá de tí. Frente a tí tienes la oportunidad de convertirte en la mejor versión de ti y por último quisiera decirte que jamás intentes impresionar a otras personas, eso es ser hipócrita, trata de impresionar a la persona que ves frente al espejo cada mañana, impresiona a tu entorno y jamás intentes ser como alguien más, sé la mejor versión que puedas ser de tí mismo.
Tal vez estos consejos puedan hacer que tu camino por la fraternidad humana más difundida del mundo sea algo más tranquilo, porque fácil te garantizo que no lo será. Ah y una última cosa: los anillos, las joyas y los mandiles, son adornos, estos elementos no hacen al masón y sobre todo no definen quién es mejor, usalos con orgullo y con precaución porque al ponerte un distintivo de la orden tendrás una gran responsabilidad con tu entorno, pues para el mundo serás la imagen de lo que nuestra orden es o no es.
Querido amigo, no olvides que al final de todo estás en una fraternidad y que una vez siendo masón, nunca dejarás de serlo pase lo que pase serás mi hermano, por lo que deberás tener presente que: todos para uno, uno para todos.

Hemos llegado al fin de este artículo, no sin antes agradecerles por sus grandes muestras cariño y recordándoles que tenemos tienda en línea y que nos pueden seguir en FacebookTwitter y Google +

Les agradecemos por todo su apoyo, este proyecto se realiza con mucho esfuerzo para que tengan contenido de calidad disponible en su idioma.

No olviden compartir el artículo en las redes sociales, con sus hermanos y en sus logias, nos ayudan mucho recomendandonos y siguiéndonos en nuestras redes sociales. 
Maestro Masón.

2 de mayo de 2017

Liturgia o libros masónicos ¿Qué fuente es mejor?

15:00
Biblioteca masónica

Con frecuencia nos preguntan nuestros seguidores sobre material para realizar sus investigaciones con el objetivo de elevar la calidad de los trabajos que se llevan a la logia, nos preguntan cuestiones como: ¿Qué libro "masónico" me recomiendan? ¿Es bueno este autor "masónico"? Y por eso hoy decidimos hacer un post sobre qué fuente es mejor la liturgia/ritual o los libros.

Antes de iniciar debo hacer la aclaración de costumbre: En este artículo no encontrarás palabras sagradas, tocamientos ni formas de reconocimiento alguno entre los masones.

Sin más por añadir, ¡comenzamos!

La masonería tiene como pilar fundamental la búsqueda de la verdad y en esta búsqueda digamos que todo se vale, desde la tradicional investigación de "boca a boca" hasta los intrincados textos provenientes de autores del siglo XVIII sobre el tema. Lo cierto es que en esta búsqueda de la verdad no podemos darnos el lujo de tener una visión limitada de nuestro entorno, sobre todo porque uno nunca sabe de dónde va a provenir el dato que necesitábamos para comprender algún tema en específico.

A pesar de tener esta especie de obligación de darle una oportunidad a cualquier texto, también es posible establecer criterios de selección para obtener las fuentes más fiables. En este tipo de análisis encontramos que algunos autores tienen más o menos autoridad en el tema que investigamos, por lo que aquellos han de pertenecer a nuestra primera línea de selección al momento de realizar una consulta, estos materiales son por supuesto los de primera mano y constituyen el bloque a partir del cual vamos a desarrollar la investigación en cuestión.

¿Ahora bien, cuál es este material primordial? 
Ni más ni menos que los rituales/liturgias. ¿Cómo podríamos investigar sobre jesucristo? A través de un autor que interpretó su vida y obra a partir de un análisis del texto bíblico o a partir de la biblia por sí misma. La respuesta es algo obvia pero tiene truco, ahora veremos por qué. Si bien es cierto que los rituales constituyen esta primera línea de investigación porque es ahí donde se encuentra el contenido del grado que nos interesa estudiar, también es cierto que no todos los masones son capaces de desmarañar el contenido de un ritual o liturgia, por lo que recurren a autores (fuentes secundarias) que les expliquen, con términos más coloquiales, lo que ellos no comprendieron por sí mismos.

Además de los textos provenientes de autores diversos, ya sean masones o no, algunas Grandes Logias acostumbran editar manuales sobre la operatividad del ritual de manera correcta, esta actividad sólo se realiza en las jurisdicciones más serias del mundo y no es aplicable en todos los casos a nuestros sistemas masónicos latinoamericanos ya que las funciones de los oficiales cambian en razón de la jurisdicción.

Por último tenemos a las publicaciones y boletines que se imprimen y distribuyen digitalmente por parte también de las grandes logias, es en estos boletines en donde se expresan términos de actualidad y que son el lugar donde se suele avisar de próximos eventos a realizarse dentro de esa jurisdicción en lo particular. También tenemos por supuesto los sitios de internet como el Blog del Masón, que básicamente constituye una forma de compartir el conocimiento masónico con el mundo sin mencionar palabras, tocamientos o signos de reconocimiento, pues esos son temas innecesarios para nuestra labor.

En conclusión, no importa de dónde obtengas la información si esta tiene un sustento bien establecido y no son sólo suposiciones de parte de los autores que se consulta, sino que forman parte de un análisis serio para contribuir a la búsqueda de la verdad, pero ojo, son MUY pocos estos documentos y es necesaria cierta experiencia para aprender a discriminar entre lo valioso y la paja y eso mis queridos lectores, lleva muchos años de estudio y dedicación.

Hemos llegado al fin de este artículo, no sin antes agradecerles por sus grandes muestras cariño y recordándoles que tenemos tienda en línea y que nos pueden seguir en FacebookTwitter y Google +Les agradecemos por todo su apoyo, este proyecto se realiza con mucho esfuerzo para que tengan contenido de calidad disponible en su idioma.

No olviden compartir el artículo y seguirnos en nuestras redes sociales. 
Maestro Masón.

1 de mayo de 2017

Libertad, Igualdad y Fraternidad ¿Qué es?

15:00
Imagen sobre la revolución francesa

Buen día queridos hermanos y seguidores, ¡eh! no he utilizado abreviaturas y nada le ha pasado a mi carrera masónica. El día de hoy hablaremos sobre un tema que algunos han estado pidiendo de manera indirecta, es decir por medio de búsquedas y es que derivado de la analítica de google es posible rastrear el tipo de tendencias que la gente busca más, hablaremos sobre el "Lema masónicoLibertad, Igualdad y Fraternidad ¿Será una cuestión universal? Ya veremos. 

Antes de iniciar debo hacer la aclaración de costumbre: En este artículo no encontrarás palabras sagradas, tocamientos ni formas de reconocimiento alguno entre los masones.

Sin más por añadir, ¡comenzamos!

Sin duda existen formas de hablar entre los masones y es común que las personas ajenas a la institución las interpreten como un lenguaje exclusivo de la masonería e incluso pueden llegar a ser tildados como lemas, hoy hablaremos de una expresión masónica que se ha arraigado tanto en el masón actual que pareciera que siempre ha estado ahí, pero ya saben, se trata de un problema constante uniformar los criterios en cuestiones tan simples como la manera de hablar que tienen las personas.

Este famoso lema "Libertad, Igualdad y Fraternidad" es una expresión es utilizada en buena parte de la masonería de habla hispana en el mundo, la razón de su uso tan difundido es algo complicada porque responde a una cuestión más social que masónica y es que esa expresión no nació dentro de las logias masónicas, sino que se adoptó luego de los movimientos revolucionarios e independistas de los siglos XVIII y XIX, sobre todo en Europa con la primera revolución francesa, entre los años 1789 - 1799. La cuestión es que el lema cobró fuerza en la Francia de la primera revolución, pero fue hasta 1830 con la segunda revolución francesa, que estos ideales se arraigaron en la sociedad de aquella época como la forma (casi sistemática) de expresar su descontento ante los abusos de los tiranos, así el lema se popularizó hasta llegar a ser el lema cuasi oficial de la nueva república francesa. Como un dato interesante la frase inicialmente fue la siguiente: Liberté, égalité, fraternité ou la mort que en español sería algo así como Libertad, igualdad, fraternidad o la muerte, sin embargo nunca llegó a ser usada con uniformidad por lo que esa parte final fue suprimida de los documentos oficiales franceses. Otro dato interesante es que esta frase tuvo tal trascendencia que incluso se encuentra en el texto constitucional de la república de Francia.

¿Pero entonces, cómo llega a la masonería?

Es bien sabido que la masonería, como cualquier institución del hombre, se adapta conforme la sociedad hace lo propio, de este modo los masones del siglo XIX y XX crecieron con la idea de que como masones debemos tener cierta influencia en nuestro entorno, y a pesar de que es correcta esta postura, la influencia que podemos hacer no siempre trae aparejado el componente revolucionario. Podemos mejorar nuestro entorno sin la necesidad de levantarnos en armas contra lo que consideramos tiranos, mejorar desde nuestras trincheras y sin incidir directamente en la vida pública no te hace menos masón que los que sí lo hacen, pero claro este tema ya lo abordaremos a fondo en otro post. El lema entonces ha llegado a nuestras logias a partir sí de los ideales de la revolución francesa, pero no porque busquemos derrocar tiranías dentro de nuestras logias o el entorno, sino por la libertad del pensamiento que debe regir nuestras logias, la igualdad entre los hombres que integramos la masonería en particular y en general entre toda la raza humana y la fraternidad, ese componente esencial de los trabajos masónicos

Algo a tomar en consideración y que parece el elemento más importante de todo este tema es que no se trata de una frase de uso general en el mundo masónico, sino que se encuentra focalizada en el mundo hispano y franco parlantes por cuestiones culturales y sociales, por lo que no podríamos decir que se trata de un lema masónico ni mucho menos de uso global. En el caso de la masonería de origen anglosajona se tienen otras frases para identificar ese sentido de pertenencia por la orden, pero también abordaremos este tema en otra oportunidad.

Hemos llegado al fin de este artículo, no sin antes agradecerles por sus grandes muestras cariño y recordándoles que tenemos tienda en línea y que nos pueden seguir en FacebookTwitter y Google +Les agradecemos por todo su apoyo, este proyecto se realiza con mucho esfuerzo para que tengan contenido de calidad disponible en su idioma.

No olviden compartir el artículo y seguirnos en nuestras redes sociales. 
Maestro Masón.